domingo, 28 de octubre de 2007

PARTIDO REPUBLICANO RADICAL DE BENAHADUX

Partido Republicano Radical de Benahadux

Documento del Comité del P.R.R. de Benahadux (A.H.P.AL)


El 30 de agosto de 1932, el Comité Local del PRR de Benahadux aprobó el reglamento de funcionamiento y lo remitió al Gobierno Civil. Constaba de diez artículos y en el primero de ellos se fijaban como objetivos del partido la defensa de los derechos del hombre, la propaganda del ideario radical, el triunfo de la democracia, la instrucción cultural y el beneficio mutuo de sus asociados. Las condiciones requeridas para ser afiliado eran ser mayor de dieciocho años, observar buena conducta moral y ser admitido por la Junta directiva, previa presentación de la hoja de inscripción firmada por el interesado.
La dirección y representación del PRR de Benahadux correspondía a su Junta directiva que estaba compuesta por un presidente, un vicepresidente, un secretario, un tesorero y dos vocales, que eran elegidos en Asamblea general por mayoría de votos. Las competencias de la Junta directiva consistían en:

1.- Cumplir y hacer cumplir las órdenes emanadas de los organismos superiores y la secretaría general del partido.
2." Orientar y dirigir la propaganda política en el territorio de su jurisdicción, con arreglo al programa ideario del partido y a las iniciativas que reciba.
3.- Dirigir la organización electoral, para toda clase de elecciones que se celebraren.
4. - Aprobar la admisión de afiliados que desearan inscribirse en el censo del partido.
5.- Sostener las relaciones políticas con los organismos del partido en la provincia y en general.

La Asamblea general, el otro órgano del partido, estaba constituida por todos los afiliados inscritos en el censo del partido de su demarcación y se reunía obligatoriamente una vez al mes, con el objeto de que la Junta directiva diera cuenta de sus trabajos, y con el propósito de inspirar las normas de conducta a seguir por el partido. También tenía que reunirse para elegir a los candidatos a concejales de su término municipal. La Asamblea general tenía reconocida plena soberanía en sus deliberaciones y acuerdos, que se tomaban por mayoría absoluta, igual que los de la Junta directiva, y eran de obligado cumplimiento para todos los afiliados.
El reglamento de la asociación delimitaba también las funciones de cada uno de los miembros de la junta directiva. Así, el presidente, que ostentaba la representación del partido en cualquier acto, se encargaba de dirigir las discusiones tanto en la junta directiva como en la Asamblea general, y tenía que autorizar con su firma cualquier documento del partido. El vicepresidente sustituía al presidente en todas sus funciones en casos de ausencia o enfermedad. El secretario llevaba el libro de actas de las sesiones, las cuales tenía que firmar junto con el presidente. Era el encargado de la correspondencia oficial del partido y de la convocatoria de las sesiones tanto de la Junta directiva como de las asambleas generales, por orden de la presidencia. El tesorero tenía a su cargo la recaudación y custodia de los fondos del partido, que se obtenían por cotizaciones de los afiliados, donativos,...; y llevaba la correspondiente cuenta justificada de ingresos y gastos, que periódicamente, mes tras mes, sometía a la aprobación de la Junta directiva.
Se reconocía la autonomía del Comité Local, cuya Junta directiva podía crear un reglamento interno de gobierno, pero siempre de acuerdo con los dictados por el Comité Provincial al que debían consultar las dudas y casos no previstos. El PRR de Benahadux, con domicilio social en la calle Barrio de la Cruz de Mayo, número 1, de dicha localidad, establecía que, en caso de disolución, los bienes de la asociación se dedicarían al pago de las deudas del partido local si las tuviera, y el sobrante se destinaría a la beneficencia local.

(El Republicanismo de Centro. El Partido Republicano Radical de Almería durante la Segunda República 1931-1936).

Antonio López Castillo.

No hay comentarios: